SIGUIENTE

Javier Rodríguez Aviña Discapacidad auditiva
58 años Guadalajara, Jalisco
Javier forma parte de la Familia Rodríguez Aviña, integrada por cinco hijos, tres varones de los cuales el primogénito pierde la vida a los 32 años, y dos mujeres las menores de esta familia. Sus padres aún viven, su padre es una persona jubilada y su madre de 72 años se dedica al comercio, tiene un puesto en el Swap Meet (Tianguis) de las Carpas en la 5 y 10, Javier describe a su madre como una mujer “que siempre ha sido muy trabajadora”. Refiere “El único defecto de mi familia es no saber mi lengua y no hay mucha comunicación”, sin embargo su hermana Alma, quien lo apoya incondicionalmente se encuentra estudiando lengua de señas mexicanas, esto le hace saber que la comunicación con su familia mejorará pues tendrá el apoyo de ella. Javier, nació en la ciudad de Guadalajara Jalisco, se desarrolló y creció como un niño sano, sin embargo al llegar a los 8 años sufre una grave caída golpeándose la cabeza y requiere ser hospitalizado posterior a esta caída se enfermó de meningitis, condición médica que lo llevó a estar en coma durante 26 días, fue a partir de este padecimiento que se convierte en una persona con discapacidad, Javier se describe como “completamente sordo, sordo profundo” y también comenta sentirse orgulloso de ser sordo, pues esto no le represento ninguna dificultad, asistió a la Escuela Especial en el Instituto de la Comunicación Humana en Guadalajara, en donde aprendió a comunicarse. A los 21 años llegó a vivir a la ciudad de Tijuana en donde laboró cuatro años en la empresa Alcomesa en donde se dedicaban a elaborar comida para las aerolíneas. Vivir en Tijuana y trabajar le permitió adquirir su pasaporte y visa para visitar Estados Unidos, seis años después de llegar a Tijuana decide irse a Estados Unidos, en donde vivía cerca de la ciudad de Los Ángeles con una tía quien desde su llegada lo apoyo; trabajaba en un lavado de carros, a los veintidós años de vivir en E.U, es deportado y en el año de 2010, regresa a vivir a la ciudad de Tijuana. Desde ese año a la fecha Javier se encuentra sin trabajo, sin embargo se convierte en vendedor ambulante y encuentra en la pantomima otro medio no solo de expresión sino de sobrevivencia. Hasta que el pasado mes de abril del presente Javier asiste a una reunión que convoca el DIF Municipal para personas que encabezan los grupos de personas con algún tipo de discapacidad, es en esa reunión que conoce a Ana Lilia Morgado, analista a cargo del programa Abriendo Espacios comenta que tiene mucho tiempo sin trabajo y que no ha logrado una oportunidad, se le hace la invitación para acudir a las oficinas. El pasado mes de abril de 2014 Javier, acude a las oficinas del SNE y es atendido por el Programa Abriendo Espacios, en ese momento no se contaba con una vacante disponible, sin embargo se busca ubicarlo dentro del programa Bécate en Capacitación en la práctica laboral”en el curso de alimentos y bebidas, cabe mencionar que el apoyo del instructor Nicolás Alberto Mena Cortez, fue un factor clave en esta historia, él se dio a la tarea de negociar con los propietarios de los restaurantes para que se abrieran a la opción de convertirse en áreas de oportunidad para algunas personas con discapacidad que pudimos ubicar en este programa. Respecto a esta oportunidad Javier expresa lo siguiente: “Este hermoso programa me abrió su corazón y hoy doy gracias a ellos hoy tengo trabajo, a diferencia de Estados Unidos con México sobre el trato a las personas con discapacidad es mucha diferencia, allá se trata mucho mejor y por tal razón nunca se me cerraron las puertas para trabajar, sólo había una barrera, el no tener papeles para hacerlo pero como tal persona que va en su sueño americano lo hice con los papeles falsos ese fue mi caso por años trabaje como indocumentado siempre con fe y creyendo en nuestro señor Jesús”. Su desempeño durante el curso fue sobresaliente, siempre responsable, atento y lo más importante comprometido, dichas actitudes y destrezas lo llevaron a conseguir el empleo como Auxiliar de Cocina en Tortas el Turco, de la cual fue evaluado con un desempeño excelente. Para Javier quien es representante de un grupo de Personas Sordas considera que: “es importante seguir superándome y ser un buen ejemplo para toda mi familia y toda mi comunidad sorda, lucho por los derechos del sordo y la discriminación”; su compromiso con la comunidad sorda como él refiere lo ha llevado a ser guía de algunos temas que él comenta “nadie les habla de eso a los sordos”, realiza reuniones con un grupo de personas sordas todos los viernes en un café de la ciudad en donde hablan de temas importantes que van desde motivarlos para seguir superándose hasta temas de sexualidad. Según comenta Javier “a los sordos nadie les habla de sexualidad ni de otros temas que son importantes hasta como ponerse un condón”, sonríe…" Muchas gracias por escuchar mi historia…. Javier el Mimo Sordo