SIGUIENTE
 Hugo Loera López Discapacidad auditiva-visual 46 años Guadalajara, Jalisco
Nació el 14 de enero de 1970 y es originario de Guadalajara, Jalisco. Tiene ocho hermanos y nació con discapacidad auditiva, que no le ha impedido trabajar en diferentes actividades y empresas. Su primer empleo fue en una fábrica en la que tallaba madera, después en una embotelladora y posteriormente en una maquiladora de ropa. En esta última, conoció el proceso de elaboración de las prendas de vestir; él contaba, doblaba, etiquetaba y empaquetaba la ropa para su venta. Hugo realizaba esas labores porque su vista se había deteriorado y trabajar en otras áreas era peligroso para su salud. Su discapacidad se caracteriza porque sólo puede ver con claridad al frente. Su visión “es más o menos similar a las anteojeras que les colocan a los caballos para que no se distraigan”, comenta. La vista de Hugo se fue reduciendo más y más. Cuando buscó suerte en Estados Unidos, él ya estaba ciego, sordo y mudo; sin embargo, su condición no impidió que encontrara un trabajo de acuerdo con sus capacidades. Ahí lo apoyaron para que pudiera comunicarse. Tenía un trabajo de oficina, pero aun con su vista limitada, ejecutaba su trabajo de manera efectiva. Gracias a esta experiencia laboral, Hugo domina el lenguaje de señas y varias palabras en inglés. Tiempo después, por el año 2005, decidió volver a Guadalajara para enfrentar una difícil situación: encontrar trabajo. Se acercó a varias empresas, pero sin resultados. “Siento que tenían miedo por no saber cómo comunicarse conmigo”, explica. Años después se enteró de que el Gobierno de la República tenía un programa para emplear a personas con discapacidad. Pidió información y en enero de 2016 fue aceptado en Jabil, empresa a la que estaba ansioso por incorporarse. Desde agosto de 2016, Hugo forma parte de un proyecto de producción. La satisfacción de demostrar que desempeña bien su trabajo y es responsable lo hace muy feliz. Se siente agradecido de que siempre hay alguien que esté pendiente de sus necesidades en la empresa y de que la comunicación con sus compañeros ha mejorado, sobre todo porque dominan el lenguaje de señas e incluso entre sus compañeros que no conocen ese lenguaje.